Seleccionar página

Google Glass

Parece que los Wareables están en todas partes. Relojes, bandas de fitness, cascos, gafas, zapatos … incluso tatuajes!!!. Si puedes imaginarlo, es probable que haya ya una empresa que lo esté fabricando o vendiendo. Una búsqueda en Google de la palabra Wareables ya sólo devuelve más de 25 millones de resultados.

Wareables en las noticias, en Internet y en nuestro cuerpo

Es el tema que está en las conversaciones en el gimnasio, la oficina, la mesa y en el partido…y el Sector Seguros también. Las aseguradoras están siguiendo de cerca los acontecimientos, experimentando con las tecnologías y planteándose muy seriamente el Wearables en las estrategias y productos.

Pero la pregunta que muchos en el sector se hacen es si esta tecnología presenta nuevas oportunidades o son sólo nuevos elementos tecnológicos que introducen nuevos riesgos.

¿Serán los Wareables una oportunidad para el sector seguros?

Pues como todo en la vida, se puede ver desde dos perspectivas

Modo optimista

Se están dando casos cada vez más frecuentes del uso de esta tecnología en nuestro sector.  Como casi todo, los avances nos vienen de otros países pero si conocemos casos de peritos que están empezando a adaptar aplicaciones para el uso de las Google Glass en caso de visitar el domicilio de un cliente que presenta un siniestro de hogar. La idea es que a la vez que se inspecciona se grave en vídeo los daños y se suba junto con el informe a la nube compartida por el propio perito y la compañía de seguros. Otro ejemplo de usabilidad de esta tecnología estaría en los casos de rehabilitación de pacientes y el control mediante pulseras y generación de información al médico de la compañía. El potencial está ahí y el sector seguros y en especial las Compañías Aseguradoras deberían aprovecharlo.

Modo pesimista

El optimismo sin límites del uso de los Wareables debiera ser atemperado con un claro entendimiento de los riesgos potenciales que esta tecnología presenta:

  • La seguridad, sobre todo porque muchos de los datos recogidos y transmitidos por los dispositivos portátiles no presentan medidas de protección contra los los hackers. Ésta es una gran preocupación dado que los posibles ladrones de datos podrían obtener información tales como la ubicación de un usuario, robar información crítica sobre la salud (delicada) de una persona y obtener otros datos confidenciales.
  • La segunda cuestión se refiere a la distracción. Al igual que el incremento de accidentes por culpa de las distracciones que supone estar pendiente de una pantalla de 5 pulgadas y hasta cuando vamos al volante, un fenómeno similar podría darse con los wareables (#alvolantenoenredes) . Téngase en cuenta que hasta los peatones distraídos suponen un riesgo para ellos mismos y para los demás, una nueva tecnología que amplíe el campo de distracciones puede ser muy peligroso en la calle y en el trabajo.
  • El tercer riesgo para el sector es que otras industrias se muevan más rápido y más lejos que las aseguradoras ofreciendo productos y servicios similares o complementarios que acaparen la lealtad del cliente.

Más allá de estas tres áreas, otros problemas heredados del uso de estos dispositivos podría darse en la aparición de nuevos tipos de enfermedades o lesiones relacionadas con el dispositivo y por tanto, nuevas responsabilidades (recuerden el Síndrome del Ratón o Mouse del ordenador)

¿Cómo debemos verlo?

Deberíamos evaluar muy bien éstas y otras cuestiones antes de hacer grandes apuestas sobre los Wareables en nuestro sector. Sin embargo, las empresas deben tener cuidado de «la parálisis del análisis» o dicho de otra manera, no pueden quedarse «dormidas en los laureles».  En esta tesitura se hace por tanto imprescindible el investigar,  experimentar, aprender de los errores y seguir, repetir e innovar.

Esperar a ver lo que pasa no es la respuesta.

Ya se están dando casos del uso de esta tecnología (más fuera que dentro de nuestro país) con importantes implicaciones para las aseguradoras en todos los segmentos del sector. Aquellas compañías que sean innovadoras pueden encontrar el producto que les posicione en el mercado y las que no lo hagan, pueden quedarse fuera de juego.

Post by:
Andrés Sánchez
Ingeniero de formación
Perito de profesión