Transformándose en una Aseguradora Digital

aseguradora digital

Convertirse en una Aseguradora Digital es la aspiración de muchas Compañías a nivel mundial. Las más nuevas tecnologías digitales, entre ellas los medios de comunicación social, la movilidad, análisis y la nube, van cambiando cómo las personas y las organizaciones interactúan entre sí. Estas fuerzas digitales permiten, a niveles sin precedentes, la Conectividad, convirtiéndose la inversión con foco en el cliente en una necesidad. Sin embargo, la transformación que ya está en marcha, en breve intensificará, a resultas de un cambio de paradigma que va más allá de una estrategia en la que el cliente es el centro hacia un (E2E) Economía de todos para todos.

 

De Aseguradora Tradicional a Aseguradora Digital

Una nueva investigación de IBM, Digital reinvention a la que el equipo de redacción de Acubierto ha tenido acceso, muestra que la mayoría de las aseguradoras no están listas para navegar hacia estos nuevos entornos. Si quieren tener éxito, tienen que crear experiencias y modelos de negocio que se orquesten a nivel simbiótico, contextual y cognitivamente.

¿Qué es un “asegurador digital? ¿Cómo puede convertirse en una ayuda para que los Mediadores se acerquen a los clientes?

Estas son preguntas que muchas empresas se preguntan. En lo que parece ser un abrir y cerrar de ojos, las nuevas tecnologías y las redes sociales han creado importantes cambios económicos, sociales y empresariales. Sin embargo, las aseguradoras aún siguen luchando para mantenerse al día.

Las tecnologías digitales están cada vez más capacitadas para conectar a las personas con mayor facilidad y regularidad con las empresas y los cambios en el sector seguros no gozan de la celeridad que debiera, las aseguradoras tienen que actuar pronto si no quieren quedarse en el vagón de cola en cuanto a la relación digital con sus clientes y potenciales clientes.

Casos como los de Uber muestran como hoy en día, los clientes buscan acceso las 24 horas los 7 días de la semana y transparencia en la organización, así como una mayor influencia en la empresa a través de la participación. Esta es una tendencia que no se entiende bien en el sector Seguros.

La culminación de estas fuerzas genera interrupciones y las aseguradoras, en consecuencia, no están preparadas estratégicamente: más de 60
por ciento de los directores generales de compañías de seguros consultadas para el estudio, comunicaron que aún carecen de una estrategia móvil así como de una estrategia clara de negocio en los medios de comunicación social. Y, sin embargo, son conscientes de que las tecnologías digitales en última instancia conducirán a cambios drásticos en la economía: fragmentando las cadenas de valor y convergiendo industrias hacia nuevos ecosistemas empresariales. Aunque en el sector de los seguros ha estado casi siempre moderado por una estricta regulación, las consideraciones sobre privacidad y la naturaleza fundamental de los riesgos, hacen que las aseguradoras no puedan escapar a la mecánica cambiante de creación de valor digital.

¿El futuro más inmediato?

Para prepararse para los retos y oportunidades del nuevo modelo E2E, las aseguradoras de éxito tendrán que pensar de forma disruptiva, desafiar las normas establecidas y difuminar los límites organizacionales de sus propias compañías. Deben abrirse a las influencias externas, ampliar, asociarse y acelerar sus inversiones digitales.

Deja un comentario