Seleccionar página

Premios gema

Desarrollar iniciativas como esta, en momentos como los actuales, le hace sentir a uno como un bicho raro, pero a la vez con el convencimiento de que podemos aportar algo nuevo o diferente a nuestro sector. Se está retrasando algo la presentación de esta simple idea de Marketing hacia nuestros clientes, pero en breve estará lista. Quedan pues emplazados: www.segurclip.com y www.izpea.com

Indicar que este escrito es una adaptación del publicado este verano en el número  2 de la newsletter de ‘Innovación y Distribución de Seguros’, del blog de Carlos Biurrun, a quien nunca agradeceré suficientemente su apoyo. Camino a Madrid, aproveché para leer ‘El País Semanal’, de 6 de junio, y el destino me llevó hasta Mr. Kaku, a su impagable artículo, que sin duda recomiendo, y a su lapidaria frase: “El intermediario tiene los días contados, a menos que ofrezca experiencia, criterio y talento…”.

A las tres yo añadiría una cuarta, sobre la que se basa esta idea de Marketing orientada al servicio del cliente: ILUSIÓN

SegurClip no es más que una herramienta de ventas, que pretende ayudar a los clientes en el control de sus seguros de manera sencilla, ágil y permanentemente actualizada, a la vez que nos permitirá llegar a él de forma más directa y efectiva.

Seguro que todos usamos los pen drives, memorias usb, “pinchos”, o como queramos llamar a esos archivos portátiles que viajan con nosotros habitualmente. También se les conocen como usb clip, y de ahí el nombre que hemos registrado para nuestro proyecto.

A todos nos toca tratar con potenciales clientes para optimizar sus planes de seguros absolutamente dispersos, tanto a nivel personal como empresarial.

También puede ser una buena ocasión y excusa para dar una vuelta a nuestras carteras. Una vez completada la tarea, el cliente queda con sus nuevos contratos, que correrán el peligro de ser olvidados con el paso del tiempo, y posiblemente quedar desfasados si no se realiza un seguimiento de una manera ágil y eficaz. Si vendemos, entre otras cosas, orden y servicio, que sea de verdad para siempre.

Con SegurClip queremos dar un giro y sistematizar los procesos. A la vez que formalicemos todos sus contratos, le entregaremos nuestra tarjeta de memoria, con un breve resumen de cada uno de sus seguros, obtenido previamente de nuestro programa
de gestión. Todo ello en una ficha sencilla y práctica que podrá consultar en cualquier momento. Intentaremos hacerla también con algo de arte http://lasmiradasenteras.blogspot.com/ y cuidando el detalle http://www.treeian.com/ ¡Qué poco se ha avanzado en esta parte tan importante de la venta!.

En la captación del cliente, previamente le habremos sometido a un cuestionario personal y profesional, donde habremos recogido los datos que nos interesan, para mandarle posteriormente, vía sms, mails, intranets, redes sociales, blogs,… (en suma, la red), información que consideremos de interés o detalles de valor ante determinados acontecimientos (aniversarios, eventos, vencimientos, novedades legislativas, de productos, etc). Sin atosigar y controlando permanentemente cada situación.

Un sencillo ejemplo: “Con SegurClip olvídate de Isidoro”: ¡Qué fácil lo tendremos para acordarnos de nuestros clientes y tener un detalle de valor con ellos!. (Esa carta de El Corte Inglés el día de nuestro cumpleaños felicitándonos su presidente –Isidoro no está mal, pero yo esperaría algo más…)

Muchas iniciativas sencillas son de aplicación y estaremos a ellas. Todo sea por la diferenciación y generación de valor: Vital en estos momentos.

Su SegurClip lo podrá actualizar permanentemente, sin perder nunca el contacto personal con su mediador, pero “tocando” de alguna manera sus seguros y apreciando el valor añadido que pensamos podemos y debemos ofrecer. Démosle la vuelta
a un intangible por naturaleza, como es el Seguro, y de alguna manera “toquémoslo”: Marketing lateral (gran descubrimiento el que me hizo mi buen amigo Fernando Álvarez, experto en la materia).

Creo que será más sencillo alcanzar esa integralidad con el cliente, cerrando el círculo de sus necesidades. Debemos ser capaces de que el cliente valore esta utilidad que le ofrecemos y ganar su confianza cuando vea que, de verdad, nos preocupamos por él. Es un servicio que siendo económico no tiene precio y sus posibilidades de desarrollo son infinitas. (bueno, dejémoslas en muy amplias…): patrocinios, partners, etc. Seguro que existen otras fórmulas similares; quizás (seguro) tecnológicamente está ya superada, pero en los sondeos que hemos realizado, esta opción ha sido valorada muy positivamente.

¿Qué es lo más valioso para nuestros clientes?: Su vida–salud, su futuro, su casa, su familia, su trabajo–empresa, su coche,… En todo lo más importante cuenta con nosotros para ganar en seguridad: ¿Hay algo más grande? No les defraudemos y demostrémosles que de verdad pensamos en ellos.

En fin, que seguiremos empeñados con nuestra idea; nuestra ILUSIÓN.