Seleccionar página

Todo mediador reconoce la importancia y la necesidad de tener contratado un Seguro de Vida. Nuestros clientes no tanto y aún así siguen planteándose cuestiones a cerca de este producto asegurador.

Las sospechosas habituales en el Seguro de Vida

Las dos grandes preguntas que nuestros clientes y potenciales clientes se hacen a la hora de plantearse el contratar un Seguro de Vida siguen siendo dos, pero muy importantes:

  • ¿Por cuánto capital se necesita asegurar? 
  • ¿Qué información se necesita para justificar los capitales de la póliza?

Dependiendo de la razón por la que nuestros clientes quieran contratar un seguro de vida, existen varias maneras de determinar la cantidad económica de los capitales que pueda necesitar.

La protección de los ingresos de la familia en caso de fallecimiento del asegurado es una de las principales razones por las que la cobertura cobra todo su sentido asegurador como seguro de vida. Con esta fuerte razón en mente y con el fin de evaluar las necesidades de nuestro cliente, como Asesores de Seguros, necesitaremos conocer la edad del asegurado (fácil) y los ingresos en el momento de la gestión de la solicitud de seguro.

Método sencillo para el cálculo de capitales

Un método simple y muy común es calcular los capitales a incluir en póliza como un múltiplo de los ingresos anuales. Recuerda que su ingreso significa la cantidad neta que percibe en forma de ingresos así como otros ingresos extraordinarios que nuestro asegurado pueda tener en forma de comisiones, bonos o pagas por objetivos y otros complementos salariales.

Para el cálculo de capitales con este método podríamos guiarnos de la siguiente tabla:

  • Edad del cliente de 20 a años multiplicado x 20 veces sus ingresos.
  • Edad de 31 a 40 x 16 veces sus ingresos.
  • Edad de 41 a 50 x 13 veces sus ingresos.
  • Edad de 51 a 60 x 10 veces sus ingresos.
  • Edad de más de 61 x 5 veces sus ingresos.

Parte del proceso pasa por solicitar a nuestros clientes, y para hacer los cálculos correctos cuando así nos lo soliciten, información para asegurar los capitales y cobertura razonable y asumible por el cliente. La información más comúnmente solicitada puede incluir información sobre impuestos y estados financieros. La aseguradora también puede solicitar información adicional a la solicitud de seguro para estar tranquila en cuanto al sobreseguro y el riesgo de impagos.

Usted puede reducir el estrés mediante la recopilación de esta información crítica y tenerlo listo para su entrevista. No te asustes; historia financiera adversa no tiene por qué ser un problema si se puede explicar.

Por otro lado es muy importante conocer las coberturas del seguro de vida que tuviera anteriormente contratado si es que lo ha tenido y observar la cobertura pero fundamentalmente los capitales contratados.

Toda esta información nos permitirá como mediadores a determinar si la cantidad de cobertura que nuestro cliente nos pueda estar solicitando es apropiada. Si podemos explicar a fondo el historial financiero y justificar la cantidad de capital en póliza mediante un documento que explique precisamente esto podemos tener la solicitud casi completa ante posibles solicitudes de explicaciones por parte de la compañía aseguradora.

No todos los casos son iguales como tampoco son los clientes, los seguros que necesitan y sobre todo los capitales de cobertura. Una estrategia lógica y fundamentada te puede ayudar a agilizar ciertas solicitudes de seguro de vida que de otra manera pudieran ser bloqueadas por el Departamento de Suscripción.